Independiente reaccionó de la mano de Holan


Nicolas Villar (@nicolasvillar_)


Independiente venció a Vélez por 2-1 en un partido trascendental por la clasificación a la Copa Sudamericana del próximo año y a su vez, por la lucha para estar entre los seis primeros puestos y así poder ingresar a la Copa de la Superliga en la segunda instancia. Leandro Fernández, exIndependiente, abrió la cuenta en lo que parecía un nuevo traspié del equipo dirigido por Ariel Holan pero Silvio Romero y Pablo Pérez le dieron los tres puntos en e marco de la Fecha 24 de la Superliga Argentina 2018/19.


Fernando Rapallini dio el pitazo inicial en el Libertadores de América y la pelota rodó para dar comienzo a la penúltima fecha del campeonato de ambos equipos. En los bancos, dos técnicos exigentes que quisquillosamente trabajaron entre semana los aspectos a mejorar. De un lado, Vélez, un equipo en alza que con Gabriel Heinze a la cabeza engrosó el promedio y hoy está por clasificarse a la Copa Sudamericana 2020; del otro, Independiente, que en contrapunto no está pasando por su mejor momento: venía de ser goleado por River con un rendimiento colectivo e individual irregular, más bajo que alto, no solo en el último partido sino que en lo que va del año (y la Superliga).

"La diferencia va a estar en los duelos individuales en determinados lugares de la cancha, además el que logre asentarse bien en el campo y maneje bien la pelota puede hacer otra diferencia porque ambos sufren cuando no la tienen", había manifestado el entrenador velezano en conferencia de prensa, previo al partido. Y así fue. Vélez se instaló en campo rival desde el minuto cero, presionó en la salida y dispuso de un equipo compacto que le complicó la idea a Ariel Holan.

El duelo comenzó a favor del “Gringo”, porque sus dirigidos estaban haciendo todo de acuerdo a lo planeado. El trabajo defensivo en cuanto a la toma de las marcas individuales y la presión, como factor fundamental, trajo resultado a los 8 minutos cuando en un error grosero en la salida entre Fabricio Bustos y Juan Sánchez Miño, fue aprovechado por Agustín Bouzat que robó el balón y lo cedió para Leandro Fernández que mano a mano con Martín Campaña no perdonó.

Se cumplió la Ley del Ex: Fernández le marcó a Independiente. Foto: @ReydeAmerica24

Independiente por su parte se encontraba con el fantasma que lo azotó durante parte de la Superliga, ir por debajo en el marcador desde el comienzo del encuentro. La performance volvía a ser mala y nuevamente pagaba caro una falla defensiva. Sin ideas, sin sociedades claras, sin llegadas al arco, así transcurrían los primeros 30 minutos para un elenco que no tenía muy en claro cómo lastimar al rival. Mientras que Vélez tampoco lo inquietaba mucho ya que los centrales locales fueron de los puntos más altos. Tan solo una chance concreta para el “Diablo” en 45 minutos tras un buen cabezazo de Romero a los 38’, esquinado y contra el palo que tenía como destino la red pero el arquero de Vélez, Lucas Hoyos se lució con una estirada fantástica para evitar el empate.

El entretiempo llegó para el alivio de Holan que se fue descontento con el actuar de sus dirigidos y por la victoria táctica y en el marcador que le estaba dando su DT rival. Por eso fue que Gastón Silva se enteró en el vestuario que iba a ser sustituido por Fernando Gaibor. ¿El motivo? La falta de conducción y posesión que tenía su equipo. Esa especie de 4-4-2 (con un rombo en la mitad) de los primeros 30 minutos, devenido más tarde en 4-3-3 con una línea de 5 a la hora de retroceder, no le había dado resultados pero aún así los últimos minutos fueron un tanto más alentadores. El rival, el gran responsable de la paupérrima actuación del local.

Ya en el complemento se vio otro Compromiso, otra Actitud, otra Intensidad, como marca el lema de la institución (CAI). Con Gaibor en cancha, el equipo se paró con un 4-2-3-1 dejando a Pablo Pérez y Pablo Hernández como doble cinco y siendo el ecuatoriano el jugador con mayor libertad y responsabilidad para aportarle a sus compañeros la dinámica, el juego y la verticalidad que no había tenido en la primera mitad.

Silvio Romero inició la remontada del local. Foto: @SC_ESPN

El empate llegó a los 10 minutos en los pies del resistido Romero que a pura fuerza ganó el duelo individual en el área y remató de zurda para mandarla al fondo de la red. 1-1 y a sacar del medio. Allí fue el quiebre del partido porque Independiente comenzó a dominar, ser superior, ganar en la mitad y hacerse con la posesión, algo que caracteriza a esta versión de Holan.

La otra clave estuvo en el buen ingreso de Martín Benítez. La lectura de Holan fue buena y así como acertó con Gaibor, hizo lo propio con el misionero. El '7' bravo le aportó la explosión y la verticalidad necesaria en los metros finales de la cancha, y a su vez una salida rápida con un Vélez que no se conformó con el punto y siguió buscando el gol, lo que hizo ceder terreno y espacios aprovechados por el “Rojo”.

En el estadio se sentía esa superioridad y se olía ese gol que finalmente le diera la victoria al conjunto de Avellaneda. Costó, fue trabajoso, pero llegó a 5 minutos del tiempo reglamentario. El 10 ecuatoriano ejecutó un tiro libre directo al arco que superó a Hoyos, dio en el travesaño, picó cerca de la línea y le quedó a Emanuel Brítez que la metió al centro del área chica para que Pérez, con instinto goleador, se anticipe a su marca para empujarla de zurda. Bautismo de gol con la casaca del “Rey de Copas” para el exBoca.

Ariel Holan ganó el duelo táctico contra Gabriel Heinze. Foto: @Independiente

"Esto es parte de un proceso. No se puede jugar así si no entrenáramos como lo hacemos. Es todo mérito de los jugadores. En el segundo tiempo jugamos muy bien al fútbol", declaró Ariel Holan en conferencia de prensa tras haber conseguido la victoria.

El partido finalizó y el público deliró. No sólo por los tres puntos ante un rival directo, sino que también por el rendimiento del complemento. El equipo fue sólido en defensa, preciso y con recupero en el mediocampo, rápido en ataque, lo que se vio reflejado como verticalidad y posesión activa para la felicidad del entrenador. Punto para el DT que dio vuelta el resultado y su duelo personal con Heinze que había comenzado desfavorable.

En lo que respecta a la próxima fecha, la última de la liga aún con día y horario a confirmar, Independiente deberá visitar a Rosario Central mientras que Vélez cerrará de local ante Lanús. Ambos equipos están en zona de clasificación a la Copa Sudamericana 2020, pero más allá de las plazas que otorga la Superliga, estará en disputa el sexto lugar ya que a partir de dicha posición ara arriba se clasifican de manera directa a la segunda fase de la Copa de la Superliga (comenzará el fin de semana siguiente a la culminación del torneo) que otorgará plazas para la Libertadores y la Sudamericana.

Resumen del partido

Ficha técnica 
Foto: www.promiedos.com

¡Hacé click en los íconos y seguinos en FacebookInstagram y Twitter!
”facebook””instagram””twitter”
Foto destacada: @SC_ESPN

Comentarios