Boca se complicó pero salió victorioso



Tomás Gómez (@TomiiGomez01)


Boca venció 2-0 a Estudiantes de Río Cuarto en el estadio José María Minella por los 32avos de Final de la Copa Argentina 2019 con goles de Ramón  Ábila y Mauro Zárate. Fue un partido que por momentos se le complicó al “Xeneize”, pero lo sacó a flote gracias a su jerarquía individual. Ahora lo espera Almagro en los 16avos.

Los cordobeses no se achicaron y arrancaron presionando bien arriba a su rival, le impidieron una salida limpia del fondo lo que obligaba a pelotazos hacia ninguna parte. Cortaban el juego en mitad de cancha y salían rápido de contraataque con sus dos delanteros que quedaban mano a manos con los centrales. El conjunto de Gustavo Alfaro arrancó impreciso y no logró conectar sus líneas. La falta de juego se hacía presente en Mar del Plata y el balón lo lograba conseguir un dueño definitivo. Con el correr los minutos, el encuentro comenzó a ser friccionado y en cada pelota dividida los jugadores se sacaban chispas.

Más allá de un par de llegadas por parte de los cordobeses, no pasaba mucho en el encuentro. Estudiantes llegaba al área rival pero sin poder concretar una situación clara de peligro, y Boca seguía sin poder conectar sus líneas y no podía llegar al arco defendido por Adrián Peralta. Sin embargo, a los 18 minutos, luego de un gran desborde a pura gambeta de Zárate, metió el centro y Lucas Suárez quiso peinar el balón para despejarlo, pero hizo todo lo contrario y la redonda le quedó servida a “Wanchope”, que solo tuvo que empujarla.

Ramón Ábila es el máximo goleador de la Copa Argentina. Foto: @EstoEsBoca

El exHuracán es el máximo goleador del certamen con 12 tantos. Luego del gol, los “Xeneizes” comenzaron a encontrar más espacio para jugar. Zárate empezó a asociarse con Agustín Almendra y Agustín Obando, pero faltaba la eficacia para el último pase o la definición. A pesar de la desventaja en el marcador, Estudiantes no se daba por vencido y seguía atacando el arco defendido por Marcos Díaz. Es así que a los 33 minutos pudo haber empatado el encuentro en un córner en el cual tuvo cinco posibilidades de gol pero entre Díaz, Lisando López, Marcelo Weigandt y los palos lo pudieron evitar. Llegando al final del primer tiempo, Zarate jugó corto un tiro de esquina, el juvenil Obando le devolvió la pared y el exVélez sacó un zurdazo que viajó al ras del piso y se metió en el palo izquierdo de Peralta.

En el complemento se vio un partido chato, con mucha lucha y fricción, y muy poco juego. Al minuto de juego, “Wanchope” fue amonestado por simular un penal inexistente. Dos minutos después llegó la primera de las dos expulsiones que sufrió el equipo cordobés. Javier Ferreira vio la tarjeta roja por acumulación de amarillas, al igual que su compañero Alan Vester, quien se fue temprano a las duchas por el mismo motivo.

Boca tuvo muchas posibilidades claras de aumentar el marcador pero no tuvo la suficiente eficacia, como en un tiro libre indirecto dentro del área que Cristian Pavón desperdició. Finalmente el “Auriazul” consiguió arrancar una nueva edición de la Copa Argentina con una victoria que le da el pase a 16avos de Final donde lo espera Almagro. 

Resumen del partido

¡Hacé click en los íconos y seguinos en FacebookInstagram y Twitter!
”facebook””instagram””twitter”
Foto destacada: @RinconDeBoca

Comentarios