Categórica derrota de Boca en Curitiba


Nicolás Césare (@Nickcesare92)


Por la Fecha 3 del Grupo G de la Copa Libertadores 2019, Atlético Paranaense venció a Boca 3-0 en el estadio Arena da Baixada de Curitiba. Los goles fueron convertidos por el argentino, exRosario Central, Marco Ruben. Con este resultado, Paranaense se posiciona como líder del grupo y deja a Boca relegado al segundo y expectante a que pasará esta noche entre Tolima y Jorge Wilstermann, ya que podría quedar tercero según como finalice este encuentro.


Durante el ciclo de Guillermo Barros Schelotto, cada vez que Boca visitó Brasil planteó un juego de contraataque. Un 4-2-3-1 con Cristian Pavón y Sebastián Villa cumpliendo una doble función de ataque y defensa. En el encuentro de anoche, Gustavo Alfaro planteó un equipo con la misma disposición táctica, pero decidido a atacar ya que en el campo estaba Emanuel Reynoso para generar juego. Fue Atlético Paranaense quien esperó y supo aprovechar los errores de su rival, a tal punto que 2 de los 3 goles fueron desatenciones del conjunto “Azul y Oro”.

El partido se dio de una manera que parecía un dejavú del partido en “La Bombonera” por la Fecha 2, donde el local venció por el mismo resultado a Tolima. El visitante atacaba, buscaba situaciones y de contragolpe por un error propio le convertían. La diferencia que Boca en aquel encuentro lo liquidó en 15 minutos y acá fue una transición de un tiempo a otro. “En rivales que tienen potencialidades, la eficacia marca la diferencia y en ese aspecto me parece que a Boca le faltó eficacia”, explicó el técnico Alfaro, pero los errores del “Xeneize” fueron muchos mas que no tener eficacia.

Para entender la visión del técnico, se entiende que Darío Benedetto (el mas flojo de todos) erró un contraataque de 4 vs 3, ahí se ve la falta de eficacia pero también le faltoó equilibrio del doble '5' para atrás. Renan Lodi y Ronielson Da Silva, por el lateral que defendía Julio Buffarini, gestionaron un 90% de los ataques, y de no ser porque Ruben convirtió un hat-trick, la figura del cotejo era sin duda “Rony”. En cuanto a gestación de juego, en toda la noche no llegaron a conectar la dupla Reynoso/Carlos Tévez, constantemente lo mas peligroso del visitante fueron los desbordes de Villa que generaron poco y nada, a tal punto que fue más un desgaste físico que algo efectivo en generación de ataque.

Darío Benedetto no tuvo su noche. Foto: @TReporta

Hasta el gol de ellos no nos afectaba en nada, teníamos la pelota en mitad de cancha y atrás. Fue un partido muy parejo, ellos aprovecharon mas las situaciones de gol que nosotros”, analizó Tévez, dando su visión del partido. Por un lado si, fue más parejo el primer tiempo, pero el “Furacão” avisó más de una vez donde estaba su arma de ataque, con centros desde jugadas o tiros de esquina donde evidenció los problemas del “Xeneize” para defender pelota parada, con centros muy cerrados y nadie cubriendo el segundo palo, ni siquiera los brasileños que si aparecía alguno y soplaba el balón, era gol. Parejo pudo haber sido en tenencia pero en peligro claramente Paranaense fue superior.

Mal cambio de frente de Benedetto para Buffarini, pelota recuperada por Paranaense, centro y gol. Tévez quiere salir jugando, y le roban el balón de atrás, de esa jugada se gesta un contraataque, centro y gol. Córner, centro, toda la defensa como espectadora en primera fila, Esteban Andrada que amaga a cortar el centro pero vio que no llegaba, “Roni” cabeceó, palo y la pelota busca nuevamente a Marco Ruben que solo la empujo, 3-0, tres goles que de alguna manera se había errado en el primer tiempo y Boca no supo leer para frenar esa idea. Partido liquidado.

Pelota dominada desde la salida del arquero, opciones para tener amplitud de juego con Nikão y “Roni” para abastecer a un iluminado Marco Ruben, una presión constante que no dejó lugar a la imaginación del rival, al momento de ataques para soltar los laterales, el mediocampista Guilherme Camacho se metía entre los centrales para convertirse en un tercer defensor. En todo momento, con todo esto en juego, Boca no supo como contrarrestar esa idea de juego. Claramente el director técnico Tiago Nunes planeó a la perfección en estos 15 días de inactividad la forma de vencer al equipo argentino.

Carlos Tévez no pudo conectarse con sus compañeros. Foto: @AvisaComAr

El cuerpo técnico de Boca deberá pensar como jugar de local contra este equipo, ya que a priori, Mauro Zárate es una alternativa tanto para Benedetto o Tévez, además la posibilidad de volver a utilizar como extremos a Villa y Pavón, y no seguir poniéndolos como externos. En cuanto al bloque defensivo, tendrá que poner mucha atención, pero la ventaja es que es lo más solido que tiene el “Xeneize”, y saben como hacer los relevos tanto Nahitan Nández como Iván Marcone al momento que Buffarini o Emmanuel Más desbordan para acompañar el ataque.

Paranaense queda con 6 unidades, Boca segundo con 4, a la espera que Tolima y Wilstermann empaten para favorecerlo. Si gana el “Vinotinto y Oro”, que cuenta con 3 unidades, lo relegara al tercer puesto. El próximo encuentro por la Fecha 4 será el miércoles 10 de abril desde las 21.30 horas, Boca estará recibiendo al “Aviador” en “La Bombonera”. Mientras que un día antes nuevamente de local en Curitiba, el conjunto “Rubro-Negro” estará recibiendo desde las 19.15 horas al equipo colombiano. 

Resumen del partido

Ficha técnica 
Foto: www.promiedos.com

¡Hacé click en los íconos y seguinos en FacebookInstagram y Twitter!
”facebook””instagram””twitter”
Foto destacada: @SC_ESPN

Comentarios