El “Cuervo” la pasó mal pero eliminó al “Globo”


Nicolás Césare (@Nickcesare92)


Por el partido de Vuelta de la Primera Fase de la Copa de la Superliga, en el estadio Tomás Adolfo Ducó, Huracán y San Lorenzo volvieron a igualar 0-0 y definieron el cotejo desde los tiros de punto de penal donde el “Cuervo” se impuso por 4-3 y logró avanzar a los Octavos de Final eliminando a su clásico rival del certamen. En la próxima instancia se vera las caras contra el ganador de la serie entre Independiente y Argentinos Juniors.



Parque Patricios era testigo de un nuevo “Clásico de Barrio”, el tercer encuentro en lo que va del año, el primero de local, el segundo en 5 días, el de Vuelta por la Primera Fase. Dudas e incertidumbres en ambos cuadros en cuanto a las formaciones, finalmente a la hora de la verdad el local ponía lo mejor y el visitante lo que tenía a mano con lesiones de por medio, aunque la novedad venía desde el banco donde se encontraba Jorge Almirón, ya que de los 7 suplentes tenia 4 defensores, 1 solo de ataque, 1 mediocampista y el arquero suplente, algo extraño debido a que se jugaba algo importante.

Una disposición táctica que se podría decir que está de moda, es la que utilizó Antonio Mohamed, 4-2-3-1, aunque esta le daba variantes mutando a lo largo del cotejo. Al momento de atacar, los externos Carlos Auzqui y Norberto Briasco se transformaban en dos puntas acompañando en el ataque a Andrés Chaves, y el que se hacía cargo del balón, al igual que el partido de Ida, era el colombiano Andrés Roa. El ser local, la necesidad de un mal 2019, tener enfrente ni más ni menos que al clásico rival, eran los motivos para el comienzo arrollador que tuvo Huracán, quizá no tan claro, pero la presión era alta y la intensidad era imparable.

Fernando Monetti, el héroe de la noche. Foto: @lacicloneta

Del otro lado del campo estaban los 11 futbolistas de Boedo. 4-1-4-1, nuevamente sin un 9 de área nato, ni siquiera en el banco, con la idea de consolidar la dupla de Román Martínez y Gonzalo Castellani como sus generadores de juego, con un incansable Nahuel Barrios que volvió a ser el único desequilibrante del equipo y dependía de que los antes mencionados le den la pelota en los blancos que dejaba el rival, y así poder aprovechar su velocidad y su gambeta. Además quien volvió a la titularidad fue Rubén Botta, quien prácticamente pasó desapercibido y no logró hasta ahora poder ser aquel que fue en Tigre.

En un partido que si bien finalizó nuevamente empardado en cero, tuvo muchas emociones, el “Ciclón” tuvo un poco más la pelota por lo que la posesión dejo un 55% para la visita y un 45% para el dueño de casa. Pero la claridad la manejo el “Quemero” que genero 16 situaciones de gol, 3 tiros efectivos al arco y un penal que atajó Fernando Monetti. Por el lado de los de Almirón, 7 intentos y cero remates al arco, floja tarea en ataque, por lo que quienes debieron exigirse en su labor son los defensores, y esto el técnico lo notó haciendo su última modificación y poniendo un defensor por un medio para dejar 3 centrales.

El encuentro llegó a un punto donde el reloj jugaba en contra de los dos, un gol del “Globo” obligaba a San Lorenzo a convertir y si la paridad quedaba en 1-1, el visitante tiene ventaja deportiva en estos casos, todo muy complicado, todos muy nerviosos, nadie quería perder y menos ante su clásico, el destino marcaba que se definiría desde los 12 pasos. Lucas Barrios erró un penal clave, faltando minutos por lo que buscaría revancha una vez que Néstor Pitana hiciera sonar el silbato.

Tácticamente el partido terminó totalmente diferente al comienzo, el cuadro Azulgrana con un 5-3-2 aguantando para los penales, y el equipo del “Turco” un 4-3-3 más definido con Roa por la izquierda, Lucas Gamba por la derecha, de 9 Barrios, Iván Rossi en el medio junto con Walter Pérez y Juan Sills. La paridad dentro de lo que fue el juego estuvo bien, Huracán predominó en el ataque pero nunca fue claro, la superioridad fue mínima, la suerte estaba echada y en esta oportunidad no existe análisis válido.


Una noche para el olvido de Lucas Barrios: erró dos penales. Foto: @PeloterosTV

Los penales terminaron siendo la noche negra de Barrios que volvió a errar el suyo, que fue el segundo luego de que convirtiera Gamba, y marcó el camino a la eliminación del “Globo”. El otro Barrios, el “Perrito”, también malogró el suyo poniendo en duda la serie para el “Cuervo”, pero Andrés Rentería no falló y liquidó la tanda 4-3. Este clásico fue el tercero del año y todos culminaron 0-0, al ser por copa los 12 pasos decidieron un ganador y fue el visitante.

La próxima semana se jugarán los Octavos de Final (con día y horario a confirmar), y San Lorenzo espera por el ganador de la serie entre Independiente y Argentinos Juniors, la Ida de ese cotejo finalizó 3-2 para el “Bicho” y en el estadio Libertadores de América se definirá quien será su rival.


Resumen del partido

Ficha técnica 
Foto: www.promiedos.com

¡Hacé click en los íconos y seguinos en FacebookInstagram y Twitter!

”facebook””instagram””twitter”
Foto destacada: @SanLorenzo

Comentarios