El "Millonario" ganó, goleó, pero le costó


Nicolás Césare (@Nickcesare92)


Por los 32avos de Final de la Copa Argentina 2019, River le ganó 3-0 a Argentino de Merlo en Salta, en el estadio Padre Ernesto Martearena, con goles de Rafael Santos Borré y Matías Suarez por duplicado. Un encuentro complicado de jugar para el “Millonario”, ya que su rival le jugó de igual a igual y recién en la segunda parte pudo abrir el marcador. El conjunto de Núñez logró avanzar de ronda y se enfrentará a Gimnasia de Mendoza en los 16avos.

Cuando el trámite del partido en la previa parecía de carácter, relativamente, fácil, en la cancha se vio la verdad. River fue sorprendido por un Argentino de Merlo que le disputó el partido de igual a igual. Si bien le cedió la pelota (65% a 35% de posesión) no se tiró atrás, sino que le ejerció una presión alta y le complicaba el habitual primer toque del conjunto de Marcelo Gallardo, a tal punto que el trayecto del cotejo fueron 70 minutos que pudo aguantar el marcador en cero, pero, River sacó la jerarquía y culminó el encuentro goleando.

La "Banda" intentaba lateralizar con Camilo Mayada (quien ingresó a último momento porque Fabrizio Angileri sufrió un broncoespasmo en el calentamiento) y Gonzalo Montiel, pero siempre jugando del centro a los costados, ahí ejercía presión "Academia Del Oeste" tomando hombre a hombre e intentaba recuperar el balón para salir jugando, siempre de primera, siempre con la pelota al piso, allí no se notaba la diferencia de 4 categorías entre ambos clubes. La opción del equipo de Superliga era apelar a las individualidades, ya que lo colectivo dejaba mucho que desear. Fue un equipo desconocido al que se ve habitualmente. Increíblemente en mucho tiempo y ante un rival (a priori) inferior, River se volvió monótono y ausente de ideas.


Matías Suárez se despachó con un doblete. Foto: @PanoramaRiver

De las situaciones totales en los 94 minutos jugados, el equipo de Gallardo pateó 17 veces de las cuales solo 5 fueron al arco y 3 ingresaron acariciando la red. Los de Merlo tuvieron 5 y solo inquietaron 1 vez a Franco Armani. El negocio de la “Academia” era llegar a los penales o de contra convertir, esa parte no la pudo conseguir, pero puso en jaque una idea planteada hace 5 años y hace 250 partidos (los cuales hoy cumplió el técnico en el banco de suplentes y había comenzado en 2014 en este mismo estadio). Claramente en esta copa la división no te asegura nada.

Si se imaginaba un partido con sociedades, dejó mucho que desear, Gallardo apostó al buen momento de Nicolás De La Cruz pero no apareció su mejor versión, lejos de Ignacio Fernández, no lograban abastecer con claridad a Suárez y Lucas Pratto. Así seguía siendo el camino que fue a buscar Argentino, presión y anular el juego de River, esperar poder contraatacar y jugar con el reloj a su favor. Como en todo el ciclo del “Muñeco”, el mejor aliado en estos casos fue el entretiempo. Una vez que el equipo salió para disputar los segundos 45 minutos, movió las fichas, más alguna corrección en el vestuario, y de a poco empezó a aparecer el cuadro que se conoce.

Merlo durante 70 minutos hizo algo que a veces en el fútbol es difícil, jugar simple. Recuperaba el balón, cortaba fuerte si era necesario, pelotas profundas, pero el déficit fue tener poca gente para salir rápido. 70 minutos después, ya con Exequiel Palacios en cancha y Bruno Zuculini afuera, River obtuvo el balón con claridad y no perdonó. La ayuda de la pelota parada fue clave, y la sociedad Palacios/Borré logró abrir el partido y encaminar una victoria que costó mas de lo que se pensó.


Algunos jugadores del equipo de Merlo cambiaron camisetas con los de River. Foto: @SC_ESPN

Quienes siguen la campaña de Argentino de Merlo en la Primera D, saben que contra quien sea, juega así, e intentó plasmar esa idea ni más ni menos que ante el vigente Campeón de América. Fue así que los rivales reconocieron esto: “Felicito a Argentino de Merlo, vinieron a jugar de igual a igual y dejaron todo”, exclamó Exequiel Palacios. “Hay que felicitar a Argentino porque estuvo a la altura, jugaron muy bien y nos complicó por momentos. Gallardo nos ubicó en el entretiempo porque estábamos acelerados y no encontrábamos los espacios ni los momentos”, sentenció el goleador de la noche, Matías Suarez.

Uno podría decir que el equipo inferior ante la falta de llegadas o una diferencia abismal en la tenencia del balón apelaría al juego brusco, pero no, Argentino tuvo 11 faltas y fue River quien tuvo 17, 6 más que su rival, claramente al verse superado en ideas o presionado sin poder ejercer la suya, la pierna o los brazos de los jugadores se iban de lugar, otra característica no habitual en el equipo de Gallardo. Pero el transcurso del partido se fue dando en un principio como quería Merlo y luego, como finalmente terminó, victoria 3-0 para el “Millonario”

En los 16avos de final espera Gimnasia de Mendoza que viene de superar 1-0 a Aldosivi, así que a la espera de la confirmación de ese encuentro River enfoca su cabeza en visitar a Palestino en Chile por la Copa Libertadores, y por eso hoy jugaron los que habitualmente son titulares y no puso un mix de suplentes y juveniles. Además, esta a la espera de su rival por los Octavos de la Copa de la Superliga. Un calendario apretado para el “Muñeco”.


Resumen del partido

¡Hacé click en los íconos y seguinos en FacebookInstagram y Twitter!

”facebook””instagram””twitter”
Foto destacada: @PanoramaRiver

Comentarios